Entre poco y nada se ha sabido sobre lo que piensa Canelo Álvarez, su equipo y Golden Boy Promotions, sobre la problemática que hoy tiene en la lona la posibilidad de que suba al ring el próximo 5 de mayo ante Gennady Golovkin en Las Vegas.

El motivo de su silencio es que no pretenden discutir de manera pública algo que se ha convertido en un pleito legal y creen que el 18 de abril, día de la audiencia programada ante la Comisión Atlética de Nevada, será cuando deberán mostrar todos sus argumentos para obtener la luz verde para la pelea.

Una fuente cercana al peleador mexicano aceptó que es evidente que la petición de castigo de parte del director ejecutivo de la Comisión Atlética de Nevada para su persona ha incomodado en su campamento, pero también señaló que en el informe entregado por el directivo, no incluyen datos de los problemas de salud en México, antecedentes de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos y la línea de manejo que tiene la Agencia Mundial Antidopaje sobre el tema del clembuterol y su ingesta por carne contaminada.

Hasta ahora han sido Gennady Golovkin y su equipo quienes lanzaron las primeras piedras tras los dos casos de positivo por niveles bajos de clembuterol de Canelo. El director ejecutivo de la Comisión también mostró su postura pero falta la defensa de Canelo, quien asistirá el 18 de abril a la audiencia pese a que no es necesario su presencia en las oficinas de la Comisión.

De arranque, reveló la fuente, Canelo debe demostrar que fue el consumo de carne contaminada lo que motivó los dos positivos, según se ha dicho uno por 0.6-0.8 nanogramos y el segundo por 0.06 nanogramos. Una vez que muestra las pruebas deberá acudir a los procesos que otras entidades han tomado respecto a otros casos de clembuterol, y no sólo los de los peleadores mexicanos Francisco Vargas y Érik Morales, que en 2016 y 2012, respectivamente, recibieron el aval para pelear por parte de la Comisión Atlética de California y Nueva York.

La defensa pretende mencionar que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), publicó en abril de 2017 un informe sobre unas nuevos análisis realizados en 2016 a 1,053 muestras recolectadas durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Los nuevos resultados registraron algunos positivos por clembuterol pero la mayoría con cantidades reportadas por debajo de un nanogramo por mililitro, “en el rango potencial por consumo de carne contaminada”, y debido a ello consideraron que no era necesario establecer un castigo.

Bennet dijo en su investigación, basado en el reglamento de la Comisión de Nevada, que independientemente de si el consumo de clembuterol fue de manera conciente o inconciente, eso ha constituido una falta a la política antidopaje y por eso se le debe castigar a Canelo, lo cual dejaría sin posibilidad de realizarse la pelea con Golovkin del 5 de mayo.

Por otro lado, la fuente comentó que la defensa ocupará una lista de atletas que no han sido sancionados por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, por sus siglas en inglés), al no encontrarles culpables del consumo conciente de esta sustancia, como ha sucedido con el artemarcialista Brandon Moreno (noviembre 2017), el atleta Fernando Cabada (febrero 2017), el artemarcialista chino Li Jingliang (septiembre 2016), el artemaricalista mexicano Augusto Montaño (agosto 2016) y el artemarcialista chino Ning Guangyou (agosto 2016), al detectar que dieron positivo por consumo de carne contaminada. Por cierto, en el caso de Guangyou, la Comisión de Nevada no le permitió pelear el 20 de agosto de 2016 como estaba programado en UFC 202.

Fuente: http://www.espn.cl/boxeo/nota/_/id/4138730/defensa-de-canelo-insistira-en-probar-positivo-fue-por-carne-contaminada